Tras casi cuatro semanas en Uganda, experiencias fantásticas, con Jimmy, John, Achin, Cheche, Amina, Isabella, Shakira, Lucas, Hannah, Bobo, Dieguito,… y en general todos los peques de Malayaka House www.malayakahouse.es en la cabeza y habiendo despedido ya a Loren y Miki, con grandísimos abrazos y alguna lagrimilla, cogiendo un bodaboda hacia el aeropuerto de Entebbe…Antonio, Sama y yo cruzamos hacia Kenia.

El destino era Eldoret. La primera impresión de la ciudad no fue buena…muchos “street boys”, niños esnifando cola a todas horas y una sensación de que allí tenían más claro lo que era un turista como tradicionalmente se nos considera…gente que va a un sitio nuevo a gastar dinero y, no les culpo, porque es en gran parte por nuestra culpa que nos vean como billetes de dólar andantes…Image

Nuestro destino era Kabarnet, donde una amiga mallorquina hace unos años había visitado un orfanato y experimentado las malas condiciones en las que vivían los niños. Ella no se quedó parada y decidió trabajar para que estos niños tuvieran una vida mejor, creando la ONG bambaproject www.bambaproject.org desde la cual gestiona el Sunrise Children’s Home. Kabarnet era totalmente diferente…un pequeño pueblo entre montañas, con unas vistas espectaculares al valle del Rift, zona originaria de la tribu de los kalenji (os suena de decathlon?) y donde nos juntamos hasta 10 mzungus (blancos en swahili)…algo inaudito en el pueblo!! Allí pasamos una semana, colaborando todos juntos para avanzar en los proyectos en marcha para, paso a paso, mejorar las instalaciones y recursos del orfanato. Todo hay que decir que la mayoría del trabajo lo hacían los propios niños, con una vitalidad tremenda y una sonrisa y felicidad constante…Rocío y Alex están aún comenzando pero están haciendo un trabajo increíble y que desde el primer día está dando sus frutos en pos del bienestar de los niños.Image

Ahí nos despedimos de Isa y Rossana…compañeras de viaje desde que pisamos Malayaka House y con las que pasamos momentos geniales y nos fuimos a pasar un día (que acabó convirtiéndose en dos) a Naivasha…allí visitamos una granja-escuela local que Josphat llevaba desde un punto totalmente sostenible y respetuoso con el medio ambiente…un gran descubrimiento también y un lugar donde se puede aprender muchísimo en cuanto a la gestión de una explotación agrícola-ganadera.Image

Al día siguiente comenzó nuestro periplo hacia Dar el Salaam:

Salida desde Lake Naivasha a las 11h

Objetivo: llegar a Dar el Salaam antes de las 15h del día siguiente para coger el último ferry hacia Zanzíbar

¿Medio de transporte? Ya veremos… 🙂Image

Anuncios