Hace unos meses cuando decidí tomarme este año sabático, de reflexión, diferente…como le queramos llamar…prometí a mis amigos y a mi mismo que lo compartiría a través de un blog.

No había encontrado el momento aún de comenzar a contaros mis impresiones y decidí que el momento sería cuando llegara al destino buscado…finalmente Nicaragua.

Pero voy a tirar un poco hacia atrás para hablaros de unas cuantas experiencias vividas en África durante el viaje anual…este año con Loren, Antoine, Sama y Miki. Cuando decidimos ir a África me alegré por varios motivos y el principal es que era un continente totalmente desconocido para mi y que me intrigaba mucho…no sabía si me atraería o si no me gustaría pero tenía muchas ganas de comprobarlo.

Comenzamos el viaje en Uganda…un país sorprendente y muy acogedor. La gente en todo momento intentaba ayudarnos…sobretodo teniendo en cuenta nuestra capacidad innata de ejercer de buenos looserios (vaya, de liarla, perdernos, que se nos haga de noche sin saber donde dormir, etc…). Las dos primeras semanas estuvimos viajando alrededor del país y disfrutando tanto de gentes como de paisajes espectaculares…verdes como si nos teletransportáramos a Asturias en ciertos momentos. También disfrutando de poder compartir estos momentos con 4 grandes amigos…acompañándonos en buenos y no tan buenos momentos que fuimos viviendo.

De Kampala a Jinja, de Jinja a Kabale…ahí cerquita al Lake Bunyoni, luego a ver a los gorilas al Bwindi Impenetrable Park, al norte al Queen Elizabeth National Park, Fort Portal y de vuelta a Entebbe (la ciudad vecina a Kampala donde se encuentra el aeropuerto de la capital).

Al volver a Entebbe para despedir al primero del equipo ya sabíamos a donde queríamos ir, gracias a haber conocido al grupo de voluntarias de Malayaka House. Nos dijeron: “veniros un martes o un jueves que hay pizza night y os encantara” y justo era un jueves, claro!

Desde el primer momento nos encantó el orfanato (www.malayakahouse.es) y la forma en la que los niños crecían. Son tan felices, juegan tan alegres, son tan generosos entre ellos, como se cuidan los unos a los otros…vaya, que nos enamoramos por completo…

Además de l@s voluntari@s (no nos olvidemos de Fran) conocimos a la Presidenta de Malayaka House España con la que compartimos y compartiremos aventuras segurísimo. Si tenéis oportunidad visitad la página web y si tenéis aún más oportunidad, visitad algún día la casa…para mi ha sido un lugar, un equipo de trabajo y unos niños de los que he aprendido muchísimo.

De ahí seguimos ruta hacia las Sesse Islands en el Lago Victoria donde pasamos días muy divertidos a base de Nile Special, Club, Bell (vaya…cerveza local) y una baraja de cartas…ah, y una cámara de larga exposición!!

Acabo de decidir que habrá un África 2º parte que no es cuestión de colapsaros con el primer post 😉

Welcome to WordPress.com! This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

Happy blogging!